Villar de Olmos y La Cañada

Se encuentra usted aquí

Villar de Olmos cuenta con importantes yacimientos arqueológicos que acreditan la presencia humana en la zona hace miles de años

HISTORIA

La aldea de Villar de Olmos está situada a unos 17 km al norte de Requena. Está dividido en dos núcleos, el primero el propio Villar de Olmos y el segundo La Cañada que se encuentra en lo alto de la montaña. La antigüedad de Villar de Olmos se remonta a tiempos prehistóricos. Entre los yacimientos destaca, por ser el más antiguo, el de la Cueva Sarnosa ya que en él se encontraron resto de un hábitat humano. Del período Ibérico Villar del Olmo conserva el poblado conocido como Alto de la Caparrota y la Cueva del Collado del Hielo. Del período musulmán se han encontrado estructuras de mampostería que formarían parte de una edificación musulmana. Tras la Reconquista cristiana Villar del Olmo pasa a formar parte de las labores asignadas a Juan Navarro perteneciente por heredad a un linaje destacado de los primeros caballeros de la Reconquista conocidos como Caballeros de la Nómina del Real.

ENTORNO NATURAL Y CULTURAL

Villar de Olmos es una tranquila aldea donde se puede disfrutar del turismo rural y de un entorno natural surcado por senderos. En sus alrededores podemos encontrar una gran cantidad de fuentes y manantiales como: la Canaleja, la Fuente de Sas, El Donero, Los Chorrillos, la Juangorda  y el manantial del Charco Oscuro. Todas estas fuentes confluyen en un río rico en fauna autóctona donde se encuentra cangrejos, barbos, carpas, tortugas, etc. Entre la gran variedad de flora destacan los pinos rodenos, los piñoneros, pinos blancos, carrascas, madroños y sabinas. Esta zona es también especialmente apreciada por los amantes de la micología, por la gran cantidad de setas y hongos.

Iglesia de San Isidro

Villar del Olmo tuvo una antigua ermita dedicada a San José, la cual durante el período de 1571-1798 pertenecía a la parroquia de El Salvador de Requena. Más tarde, al desaparecer la antigua ermita en el año 1843, el caballero Don Francisco Zamora cedió a sus habitantes el oratorio bajo la advocación de San Isidro, así como todos sus útiles y ornamentos. En 1883 el presbítero Cruz Lorente y sus hermanos cedieron el terreno colindante a la ermita para su ampliación. Al edificio actual, que se encuentra adosada a viviendas particulares, se accede por una puerta adintelada protegida por una visera de tejas. En su parte superior encontramos una pequeña espadaña con campana. Su altar está presidido por una imagen de San Isidro.

FIESTAS

San Isidro

Las fiestas patronales de Villar de Olmos se realizan en honor a San Isidro Labrador el fin de semana más próximo al 15 de mayo. Para ello realizan el tradicional “Pan Bendito”.

 

 

 

Compartelo

Site developed with Drupal